• Comunidad

¿Conocés los distintos tipos de bolsas de residuos?

Publicado el 1 agosto, 2018 por comunidadsustentate

Actualmente, cada habitante utiliza anualmente un promedio de 238 bolsas de plástico, tardando cada una de ellas más de 400 años en descomponerse. La utilización de las bolsas de plástico genera cada año 100.000 toneladas de residuos y 440.000 toneladas de dióxido de carbono que contaminan el planeta.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el gobierno obligó a reemplazar las viejas bolsas blancas de polietileno por otras de color verde y negro como se muestran a continuación:



Algunos de ustedes ya sabrán que las bolsas negras o grises son para los desechos húmedos (restos de comida, yerba, cáscara de fruta, saquitos de té o café, papel mojado, entre otros), y las bolsas verdes para los residuos secos o reciclables (cartón, papel, plástico, vidrio, metales, etc.). Siempre es bueno recordarlo para poder hacer una mejor separación de los residuos en nuestros hogares.




Recientemente se está desarrollando bioplásticos y materiales alternativos que ofrecen ventajas ambientales respecto a las bolsas de plástico actuales de polietileno que se han empleado tradicionalmente, hechas de materia prima provenientes del petróleo. Estas bolsas están generando bastante confusión debido a que a simple vista no presentan muchas diferencias, aunque sí en su proceso de fabricación y de tratamiento post-consumo.

Así pues, a continuación se presentan unas breves descripciones sobre diferentes conceptos que son utilizados casi a diario:


BIODEGRADABLE: Cuando un plástico es biodegradable, significa que ese plástico puede descomponerse en condiciones que se dan en la naturaleza, mediante la acción enzimática de microorganismos como bacterias, hongos y algas, transformándose en nutrientes, dióxido de carbono, agua y biomasa. Las bolsas biodegradables pueden tener un porcentaje de materiales renovables como el almidón de papa y otros no renovables como derivados del petróleo.

Durante todo el ciclo de vida, las bolsas de plástico biodegradable comparadas con las tradicionales, emiten 1,5 veces más gases con efecto invernadero, consumen 21 veces más de agua dulce, consumen 2,6 veces más energía, emiten 1,7 veces más gases con potencial de acidificación (Lluvia ácida) y pesan 2,7 veces más, todos efectos que tienen un gran impacto en el ambiente.




COMPOSTABLES: El hecho de que un plástico sea biodegradable no quiere decir que también sea compostable, es decir, que sirva para hacer compost o abono orgánico. La clave está en el tiempo que se tarda para llevar a cabo los dos procesos.

Si un proceso es compostable, significa que ese material se degrada biológicamente produciendo dióxido de carbono, agua, compuestos inorgánicos y biomasa a la misma velocidad que el resto de materia orgánica que se está compostando con éste, sin dejar residuos tóxicos visibles o distinguibles.




DEGRADABLE. Aunque suena muy parecido a biodegradable, se refiere a un proceso diferente. Son bolsas de plástico como las de siempre, pero a las que se han añadido aditivos que aceleran su desintegración física al entrar en contacto con la luz o con el oxígeno. Esto significa que el plástico se fragmenta en partículas diminutas, tan diminutas que no se ven. Esta degradación puede ser inducida por la luz ultravioleta (fotodegradable) o por la oxidación (oxodegradable):

Foto-degradable: Materiales que se degradan por la acción de los rayos ultravioleta de la radiación solar de tal manera que pierden resistencia y se fragmentan en partículas diminutas. Todos los plásticos de uso comercial en envasado son fotodegradables.Oxo-degradable: También denominados oxo-biodegradables, son materiales que desarrollan la descomposición usando aditivos químicos para iniciar la degradación.



RECICLABLES: Las bolsas de plástico de polietileno convencionales en cuya fabricación se emite mucho CO2 (dióxido de carbono) y que tardan cerca de cien años en descomponerse en la naturaleza, pueden ser recicladas: hay plantas de tratamiento como la de Ecoplas, ubicada en Buenos Aires, donde las transforman en un granulado plástico que sirve para fabricar otros productos.


REUTILIZABLES: Dentro de este grupo entrarían las bolsas de “rafia” que venden algunos hipermercados.


Recomendamos siempre llevar a mano una bolsa reutilizable para agilizar las compras y al mismo tiempo saber que estamos aportando nuestro granito de arena. 

¿Conocías la variedad de bolsas que existen? Si conoces algún tipo más que nosotros no hemos agregado, deja tu comentario.



Nota hecha por: 



30 vistas
  • gmail (3)
  • instagram (7)
  • facebook (1)