Lápices plantables: instrucciones de uso

Show More

1. Escribí con tu lápiz como cualquier otro. ¡Ojo! No pongas la cápsula en tu boca, porque se degradan fácilmente. Usá el lápiz plantable hasta que se agote. Y si no querés esperar, podes abrir la capsula y sembrarlo como semillas comunes.

2. Plantarlo en tierra con la punta hacia arriba, cubriendo la cápsula completamente.

3. Regar y dejar en un lugar cálido y con luz natural. Siempre respetando los meses de cada planta. Entre los 10 y 15 días aparecerán los primeros brotes.


El lápiz plantable es biodegradable en su totalidad. Cuando le saques punta, podés tirar los residuos a tu compost, es una excelente fuente de carbono.

Instrucciones de plantación de semillas

Germinación

Seleccionar el recipiente: Debe tener al menos un agujero en el fondo para drenar el agua de riego. El tamaño, aconsejamos que sea como una taza de café para no perder de vista las semillas.

Preparar la tierra: Mientras más ligera, suelta y oscura mejor. Si tenés tierra arcillosa y seca, podés añadirle compost o tierra abonada comprada en el vivero para mejorarla. ¿Ya hacés compost? Click acá para conocer de qué trata.

Llenar el recipiente de tierra: Hacer un hoyo de 5 cm de profundidad e introducir las semillas.

Tapar de tierra y regar
Dejar en un lugar cálido y con luz natural: Si el clima es frío, lo mejor es entrar las semillas a un lugar cerrado por la noche.

Regar diariamente. Entre los 10 y 15 días aparecerán los primeros brotes.

*Desaconsejamos que las semillas pequeñas vayan directo al jardín. Se las puede llevar el viento o animal.

Trasplante a maceta

Las especies nativas son las plantas que pertenecen y llevan mucho tiempo desarrollándose en una determinada ecorregión. Su presencia en esa región es el resultado de fenómenos naturales sin intervención humana.​

Las especies exóticas, en cambio, no son nativas del lugar o del área en que se la considera introducida.
Las plantas de las que nos alimentamos casi nunca son nativas. Son especies domesticadas por el hombre y modificadas genéticamente, para cumplir la función de alimento. 

 

¿Afectan a la calidad del suelo o a mi salud las plantas exóticas? En principio no pero el no respetar el ciclo de las plantas, quitarlas de raíz muy frecuentemente y el empleo de plaguicidas y herbicidas, sí puede ser daniño. También el plantar un pino (exótica) acidifica el suelo.
 

¿Puede haber plantas nativas y exóticas en mi jardín?

Sí, siempre y cuando se respeten el tiempo, el clima y el suelo que necesita cada planta.

 

Importante

 

El qué plantar y cómo plantar tu jardín o balcón siempre será ajustado a tus gustos y necesidades. Aún así, no olvidemos que nuestras acciones tienen un impacto positivo o negativo en el ambiente. Por lo que si vas a plantar una exótica, que sea en un lugar controlado. Por ejemplo, tu propio jardín.

Un ejemplo de lugar no controlado, podría ser una plaza pública, una reserva natural o a los costados de la ruta.

Por último, te invitamos a incursionar en el mundo de las plantas nativas. Conocer y proteger nuestro patrimonio natural es fundamental para un futuro sotenible.

Trasplante a tierra directo

Elegir el lugar indicado: Depende de la especie puede ser de sombra, mediasombra o pleno sol. Buscá la especie que adquiriste más abajo. 

Preparar la tierra: Mientras más ligera, suelta y oscura mejor. Si tenés tierra arcillosa y seca, podés añadirle compost o tierra abonada comprada en el vivero para mejorarla. ¿Ya hacés compost? Click acá para conocer de qué trata.

Hacer un hoyo en la tierra: La profundidad debe ser el doble de las raíces.

Agregar tierra “suelta” al fondo del hoyo: Puede ser de la misma extraída mezclada con compost o tierra abonada.

Regar el hoyo.

Introducir la planta y cubrir el hoyo.

Presionar un poco y regar.

Agregar una capa protectora:  Lo ideal es que la tierra no quede al desnudo y le de directo el sol. La podés proteger con corteza, madera, tierra volcánica, etc.


De aquí en más, la frecuencia de riego depende de cada especie. Buscá la especie que adquiriste más abajo.

Información sobre...

Mburucuyá (Passiflora caerulea)

  • Crece en los márgenes iluminados por el sol de los bosques húmedos y ribereños, donde trepa árboles y otras plantas que crecen en su cercanía. Originaria de América del Sur, específicamente de Brasil meridional, Argentina, Paraguay y Uruguay.

  • Cultívala en luz brillante durante todo el año.

  • La regaremos una media de 4 veces por semana en temporada cálida y una media de 2 veces por semana el resto.

  • Atrae mariposas, abejas y coliflores.

  • No recomendamos ingerir esta planta ya que el fin de distribución no es gastronómico y no conocemos si están habilitados como comestibles.

Flor de sangre (Asclepias curassavica)

  • Es un hierba o sub-arbusto que crece en terrenos húmedos, cerca de montes y bosques. Puede llegar a medir 1 metro. Es nativa de la América tropical, actualmente se encuentra naturalizada en muchas otras partes del mundo.

  • Cultívala en media sombra.

  • Durante el verano 3-4 veces por semana, el resto del año cada 4-5 días.

  • Hospedadora de la mariposa monarca (Danaus).

  • No recomendamos ingerir esta planta ya que el fin de distribución no es gastronómico y no conocemos si están habilitados como comestibles.

Albahaca verde (Ocimum basilicum)

  • Es un hierba anual, mide entre 30 y 130 cm. Nativa de Irán, India, Pakistán y otras regiones tropicales de Asia.

  • Es favorecida del clima cálido, sembrarlas en septiembre es una buena opción, a esta planta le gusta el clima cálido y el sol. Cultivarla en media sombra estará bien. Es muy sensible a las heladas.

  • Se beneficia especialmente cuando es regada con abundante agua por las mañanas. Regala en lo posible por la mañana, y durante el verano dos veces al día. Procura siempre que la tierra este húmeda.

  • Es comestible. Rica en calcio. Te invitamos a agregarla para saborizar tus ensaladas, sopas y salteados.

  • Para la cosecha, en condiciones óptimas, desde la germinación deberán pasar 90 días.

 

Rúcula (Eruca vesicaria)

  • Es una hortaliza. Mide 30 cm aproximadamente. Nativa del Mediterráneo.

  • La época ideal para plantar es en primavera, es una planta que soporta el calor aunque no es recomendable que le dé el sol si es para fines culinarios ya que su sabor y textura se verán afectados.

  • Necesita abundante agua. En verano dos veces al día, invierno una.

  • Es comestible. Rica en vitamina C y hierro. Te invitamos a incorporarla en tus pizzas y ensaladas.

 

Perejil (Petroselinum crispum)

  • Es un herbacea. Puede medir entre 30 y 60 cm. Nativa de la zona central de la región mediterránea e introducida y naturalizada en el resto de Europa y distribuida ampliamente por todo el mundo.

  • Es recomendable sembrarlo a fines del verano o principios de la primavera. Su velocidad de germinación es lenta, pudiendo demorar hasta 3 semanas o más. Poner las semillas en remojo puede reducir el tiempo de espera.

  • Con riego de una vez por semana, la planta estará con vida.

  • Es comestible. Contiene vitamina C, K y A. Se usa como condimento. Te invitamos a incorporarla a salsas, ensaladas, pizzas y sopas.

 

Zanahoria (Daucus carota)

  • Es una hortaliza, la altura puede alcanzar los 70 cm. Surgió en los Países Bajos durante los siglos XV o XVI.

  • Para desarrollarse bien requieren de buena tierra, mezclada con compost para que tenga buenos nutrientes. Es preferible que el lugar tenga sol, aunque no es impresindible ya que resiste bien a la sombra.

  • El momento ideal de plantarse es a fines de invierno o principios de primavera. Debe regarse todos los días y asegurarse de que el riego sea profundo.

  • Es comestible. Te invitamos a consumir su raíz de color anaranjado rica en potasio y fósforo, ya sea cruda o cocida, rayada o en cubitos.

 

Tomate platense (Solanum lycopersicum)

  • Es una planta herbácea. Ramifica de forma abundante y puede llegar a medir 2,5 m. Una poda cada un mes lo puede controlar. Es nativa de Centro, del norte y noroeste de Sudamérica y su uso como comida se habría originado en México hace unos 2500 años. 

  • Necesita un lugar luminoso y cálido. La mejor época para cultivarlos es a fines del invierno.

  • El riego tiene que ser frecuente y regular. (Lo contrario es espaciado y en grandes cantidades).

  • Es comestible. Rico en potasio, vitamina C y magnesio. Te invitamos a agregarlo a ensaladas, salsas, probarlo deshidratado, etc.

  • gmail (3)
  • instagram (7)
  • facebook (1)